Aunque nuestra impresora no necesitará, en general, tanta atención y cuidado por tu parte como la podría precisar un coche, es común acudir al Servicio Técnico OKI en Madrid cuando algún impertinente ocurre con nuestro dispositivo periférico. Como dice el dicho, es mejor prevenir que curar, así que hay que dotarse de valiosos consejos que prevendrán posibles problemas.

La preocupación principal del propietario más precavido de una impresora sería el polvo. Sin embargo, el dispositivo es delicado y necesita un trato especial. Toma nota de nuestras recomendaciones y recuerda siempre que, en caso de duda, dispones de ayuda externa como la del Servicio Técnico OKI en Madrid.

Para la limpieza externa e interna, las mejores opciones son un trapo ligeramente húmedo y una aspiradora poco potente. Herramientas como una brocha o un trapo no adecuado pueden ser peligrosas por la posibilidad de acumular otros restos o desprenderse de algún filamento, en el caso de las brochas o cepillos.

Por otro lado, las partes más importantes de la limpieza son: la bandeja de papel, donde empieza el proceso de impresión; los rodillos de papel, para evitar atascos y los cabezales, encargados de la transferencia de tinta al papel. La vida útil de cada componente puede ser diferente. Esto quiere decir que, si nuestra impresora deja de funcionar, o no funciona correctamente, puede que solo sea debido al fin del ciclo de vida de uno de los componentes. Por lo tanto, podríamos decir que nuestra impresora no está obsoleta, sino que uno de sus componentes está obsoleto. Antes de llevar a cabo alguna acción sobre la impresora, es preciso informarse sobre los modelos de cada impresora y sus requisitos.

Si, a pesar de haber seguido estos consejos, surge algún problema con la impresora (lo cual es algo inevitable), no dudes en contactar con Olivetti Viso Informática. Estaremos encantados de asesorarte en cualquier tema relacionado.