El origen de la calculadora

914620000
El origen de la calculadora

Somos servicio técnico HP en Madrid centro y arreglamos también máquinas de escribir, portátiles y calculadoras. De estas últimas nos gustaría hablarte en el post de hoy. ¿Conoces su historia?

Fue en 1623 cuando el alemán Wilhelm Schickard creó el primer dispositivo capaz de realizar operaciones aritméticas. Se trataba de un aparato grande, lleno de palancas, que podía sumar y restar números de hasta seis dígitos. Se le conocía como el reloj calculador y realmente es la primera calculadora mecánica de nuestra historia, aunque no se tuvo constancia de ella hasta 1957, cuando el historiador Franz Hammer descubrió unas cartas en las que Schickard le relataba a un amigo el mecanismo del funcionamiento del aparato.

Años después en Francia, en 1642, Pascal diseñó una máquina de sumar a la que llamó Pascalina y con la que se podía realizar las cuatro operaciones básicas matemáticas: sumar, restar, multiplicar y dividir. De esta calculadora todavía se conservan varios ejemplares que han influido en el diseño de las calculadoras mecánicas.

En el siglo XX la calculadora mecánica llamada Curta (creada por Curt Herzstark) sustituyó a la Pascalina. Fue la primera calculadora compacta que cabía en una mano, lo que hizo que se vendiera muy bien a pesar de su elevado precio.

A mediados de los 50 IBM presentó una calculadora de considerables dimensiones, aunque la primera calculadora totalmente electrónica fue fabricada en 1961 y llamada Sumlock Comptometer ANITA. Ya en 1970 Sanyo y Canon lanzaron al mercado calculadoras portátiles a pilas.

Por último decirte que la primera calculadora científica fue lanzada en 1973 por Texas Instruments.

Si tienes algún problema con tu calculadora acude a nuestro servicio técnico HP en Madrid centro.

En Olivetti Viso Informática estaremos encantados de ayudarte.



 

haz clic para copiar mailmail copiado